Inicio a la navegación electrónica

Empecé a preocuparme más por la navegación durante mi primer viaje todo terreno por el Gran Sur marroquí. El desierto no es una llanura ininterrumpida, las pistas varían de rumbo continuamente para abrirse paso entre desfiladeros, montañas, ríos, pasos, dunas… Con una brújula y un mapa de carreteras nunca sabías exactamente dónde estabas, todo era aproximado. Fueron años de aventura y descubrimiento disfrutando del placer de la conducción.

El primer viaje con GPS supuso un cambio radical. Fue sencillo adaptarme a él, sacar coordenadas de latitud y longitud sobre un mapa con ayuda de un compás y una calculadora e introducirlas en la memoria del receptor como waypoints. Seleccionabas uno como destino y el aparato te informaba de la distancia que faltaba, el tiempo estimado de llegada, el rumbo que llevabas y el desvío sobre un teórico rumbo perfecto. Además podías almacenar desvíos y cruces como waypoints y en caso de equivocaciones podías regresar fácilmente a posiciones anteriores. Pura magia.

Photobucket

GPS. El GPS (Sistema de Posicionamiento Global o Global Positioning System, en inglés), es un sistema de navegación que recibe y procesa las señales emitidas por una red de satélites, situados en órbita, para situar la posición del receptor mediante sus coordenadas de longitud y latitud en cualquier parte del planeta.

Como funciona el GPS.  Cada satélite transmite una señal que contiene, entre otras informaciones, su identificación, posición y la hora exacta. Al captar las señales de un mínimo de tres satélites el receptor, por triangulación, determina la posición que ocupa. La recepción de las emisiones de un cuarto satélite permite situar la altitud sobre el nivel del mar. La red está calculada para que se puedan captar las señales de un mínimo de seis satélites sobre cualquier punto de la superficie terrestre.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: