Posts Tagged ‘Preparación’

Terracan: revisión, lubricación y prueba.

23/02/2015

Hace unos días recogí el coche del taller tras una completa revisión y puesta a punto. Se le ha cambiado distribución y todos los filtros y aceites del coche. Los cambios han sido más por tiempo que por kilómetros. La intención es “olvidarme” del coche durante largo tiempo, exceptuando el mantenimiento normal: cambios periódicos de aceite del motor y filtros de aire y aceite.

Metal Lube

Hace algun tiempo probé el aditivo de motor Metal Lube en el Monterey y el coche mejoró notablemente. He aprovechado la revisión a fondo para poner Metal Lube en motor, caja de cambios, caja transfer y diferenciales. La sensación es que el Terracan va mucho más suave, ha mejorado el “tacto” del coche. Exagerando un poco diría que tiene tacto de “nuevo”.

Además, se ha instalado un kit se suspensión Ironman + 40 mm compuesto por barras de torsión, muelles y amortiguadores Foam Cell. El kit ha mejorado sensiblemente el comportamiento del Terracan tanto en asfalto como en pista. Los balanceos de la carrocería han disminuido de manera importante y la sensación en curva es de mejora en la precisión y control del vehículo.

El fin de semana pasado hice una corta ruta por Segovia para probar el coche,

Prueba Hyundai Terracan en el 2002

En el 2002 baje a Marruecos con un Terracan de serie para cubrir una de las primeras ediciones de la Sahara Aventura para Auto Verde 4×4. El coche era uno de los primeros modelos sin tracción total permanente y con 150 cv. Esto es lo que públique entonces,

Asfalto

El Terracan es un vehículo cómodo y confortable en autopista. Para ir rápido precisa de un periodo de adaptación, ya que un tarado de suspensión excesivamente blando y la descompensación entre las reacciones de la suspensión delantera independiente y el eje rígido trasero, producen un balanceo excesivo de la carrocería, lo que se traduce en una cierta sensación de inseguridad inicial. Esta falta de energía de la suspensión hace que acuse las irregularidades del terreno, cambios de asfalto, badenes, etc. Sin embargo es un vehículo muy estable y una vez acostumbrados a sus reacciones se puede ir muy rápido.

En las carreteras secundarias marroquíes se muestra como un vehículo compensado. Circulando fuerte llega a hacer topes de suspensión en los frecuentes badenes, sobre todo en el puente trasero. En curva, la parte trasera se desliza con nobleza hacia el exterior, ofreciendo un comportamiento claramente subvirador. Los frenos, bien dimensionados, cumplen adecuadamente su misión.

Todo terreno

Tal como sale de serie el Hyundai es un coche para ir tranquilo –que no lento-, capaz de recorrer cualquier pista normal. A ritmo moderado es un vehículo cómodo y confortable capaz de superar sin muchos problemas las zonas más complicadas que se encuentran en las pistas marroquíes. Como mucho se producen algunos suaves roces en los bajos en zonas de roderas, aquellas en las que el firme está por debajo del nivel del terreno y la parte central de la pista elevada. A pesar de su tamaño, del voladizo trasero y de su escasa altura libre, el Terracan supera con holgura los más complicados pasos pedregosos y arenosos de los oueds. En pista rápida es un coche noble y estable y los deslizamientos de la parte trasera se controlan con facilidad, aunque sus 2200 kilos de peso generan unas inercias que, unidas a una suspensión poco enérgica, las hace delicadas de controlar. Para ir rápido en pista, más que conducirlo, hay que pilotarlo. Con presiones muy bajas puede cruzar las dunas del Erg Chebbi con soltura, aunque para subir algunas dunas haya que recurrir a la gama de reductoras.

A medida que el terreno se complica hay que bajar proporcionalmente el ritmo de marcha. Las limitaciones hay que buscarlas, sobre todo, en una altura libre “justita” y una suspensión blanda en exceso, con una clara tendencia a hacer topes en ambos puentes. Las zonas de bañeras no permiten muchas alegrías, si no se pasan despacio los topes de suspensión y los rebotes son continuos. En zonas de piedra y roca la suspensión delantera independiente, al actuar en compresión disminuye la altura libre al suelo lo que aumenta el riesgo de golpear los bajos.

Como la mayoría de los todo terreno familiares (cinco puertas), las trialeras “duras” no son su terreno favorito. Unos ángulos de ataque y ventral poco favorables, una altura libre al suelo modesta y un amplio voladizo trasero limitan sus posibilidades.

Anuncios

Preparación Monterey

04/07/2008

La preparación mecánica del vehículo ha sido un proceso sencillo, aunque ha llevado su tiempo y ha resultado bastante laborioso. Desde el principio tenia claro las modificaciones que quería: neumáticos y suspensiones y protección de bajos. Un equilibrio entre eficacia, fiabilidad y precio.

Neumáticos

El Monterey calza de serie neumáticos mixtos 245/70R16. El cambio busca ganar altura libre al suelo y mejorar los ángulos del coche, algo limitados tratándose de un 5 puertas de serie. Determinar la nueva medida fue fácil utilizando el comparador de medidas online www.teleneumatico.com. Elegí unas 235/85R16 que han aumentado tres centímetros la altura libre al suelo de los puentes. Una aaumento gratis total -excepto por el precio-, sin efectos apreciables sobre la mecánica. Medidas más anchas permiten mayores aumentos, a costa de incremento de consumo, peor aceleración y mayor esfuerzo de la transmisión. Estudiadas las diferentes opciones me decanté por unas BF Goodrich All Terrain AT, un neumático robusto y eficaz que ha mostrado un excelente comportamiento en todo tipo de pista y asfalto, tanto en España, como en Marruecos.

Deje de montar neumáticos de tacos hace años. En un viaje típico de Semana Santa a Marruecos se recorren más de 4.000 kilómetros en total (desde Madrid). Tan solo unos 600 suelen ser por pista. Por eso prefiero montar unos buenos neumáticos mixtos. Cómodos y silenciosos en asfalto , eficaces en pista y arena, se desenvuelven bien en roca y barro y tienen una duración razonable. Precio 6 neumáticos BF Goodrich AT 235/85R16 + llanta: 1.060,00 euros.

Suspensión

Junto con los neumáticos, los componentes de la suspensión serán los elementos del vehículo que más duro esfuerzo aguanten. La ayuda de Xavi de Terra 4×4 Barna, www.terra4x4.com, fue vital para conseguir un conjunto eficaz y equilibrado a un precio razonable.

Amortiguadores. En recorridos largos de desierto los amortiguadores trabajan sometidos a altas temperaturas. Al calentarse el aceite del interior pierden eficacia progresivamente, se “ablandan”. Los amortiguadores de botella separada mantienen un rendimiento alto durante mucho más tiempo que los convencionales de gas. Los amortiguadores originales se han sustituido por unos Tecknoshock XT modelo ONE de botella separada. Un amortiguador resistente que se puede revisar y reparar. Precio: 2.041,00 euros.

Barras de torsión. El Monterey monta barras de torsión en el puente delantero. Este sistema permite aumentar la altura libre al suelo facílmente, solo hay con tensarlas. El problema es que a l tensarlas se endurece la suspensión y se pierde recorrido. Las barras originales se han sustituido por unas Dobinsons, de la misma longitud y sección pero mucho más elásticas. Después de tensarlas, ganar otros tres centímetros de altura libre en el puente delantero, el coche sigue siendo igual de cómodo que con las originales, pero es mucho más eficaz y contundente en pista.

Muelles. El Monterey lleva muelles helicoidales en el puente trasero. Para compensar el aumento de peso (combustible, equipamiento, sexta rueda, etc), mejorar recorridos de suspensión y ganar ángulo de salida, para que no arrastre en pasos complicados, los originales se han sustituido por unos muelles reforzados + 40mm. Dobinsons. Precio barras + muelles: 617,00 euros.


Protector de bajos

La suspensión delantera del Monterrey, como todas las independientes, es de geometría variable. Esto quiere decir que la altura libre al suelo del puente delantero no es constante, disminuye o aumenta al actuar la suspensión en compresión y en extensión respectivamente. El protector de bajos blinda el diferencial delantero y los anclajes de los brazos de suspensión de golpes con piedras. Instalé un protector del tipo patín, fabricado en dural de 6 mm., en ARC. El resultado: excelente. La prueba más dura fue en el Rherís. En algunos largos tramos avanzaba deslizando los bajos sobre las crestas centrales de las pistas. Precio: 400,00 euros.